El Reiki es un método de curación por la energía universal que mejora el equilibrio de orden físico, mental y emocional para mantener una buena salud. Fue Descubierto por Mikao Usui a finales del siglo 19. La transmisión de Reiki se realiza mediante la imposición de manos sobre el cuerpo del receptor. El donante es un solo canal y no practica ningún tipo de manipulación física. Simplemente deja que el flujo de energía limpia y armoniza el receptor en todos los niveles de su ser (físico, emocional, mental y espiritual). La energía se dirige de si misma a las zonas necesitadas. Un tratamiento no funciona con la mente.